Deprecated: Optional parameter $prefix declared before required parameter $extension_name is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/mwt-unyson-extensions/mwt-unyson-extensions.php on line 86

Deprecated: Optional parameter $full declared before required parameter $zip_path is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/backups/includes/module/tasks/class--fw-ext-backups-module-tasks.php on line 985

Deprecated: Optional parameter $option_id declared before required parameter $value is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/megamenu/helpers.php on line 193

Deprecated: Optional parameter $method declared before required parameter $args is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/social/extensions/social-facebook/class-fw-extension-social-facebook.php on line 104

Deprecated: Optional parameter $method declared before required parameter $args is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/social/extensions/social-facebook/helpers.php on line 17
Entrevistas – La Gourmandista

Cooking in progress...

Categoría: Entrevistas

Talent Developer: El vínculo escuela-industria que siempre soñaste … en París

Los reclutadores de Recursos Humanos en todas las industrias alrededor del mundo, con frecuencia se quejan de que los programas escolares no siempre corresponden a lo que el mundo laboral y las industrias requieren. Para Talent Developer, una agencia que se pone al servicio del desarrollo profesional de los estudiantes que quieren insertarse al entorno laboral, hablar con las áreas de R.R.H.H es clave para el éxito profesional de los jóvenes graduados en su primera experiencia profesional, que en este caso, con frecuencia es fuera de su país de origen.

Estrella Maillet, Fundadora, y Philippine Freiman, Directora de Operaciones del despacho, me regalan una charla a distancia desde París, para explicarnos qué es Talent Developer y cómo atienden a las industrias de la gastronomía y la hotelería de gran lujo, principalmente. Entre las dos suman más de 35 años de experiencia en la profesión y particularmente en el acompañamiento de estudiantes para vincular el aula de enseñanza con el primer puesto de trabajo. Ellas aseguran que la clave para el éxito de su oferta, así como el de los aprendices que llegan frecuentemente a solicitarles su apoyo para encontrar no sólo una pasantía, sino la más adecuada para tener éxito y labrar un futuro prometedor en el exigente mundo del lujo yace en la clase de acompañamiento que proporcionan.

¿Qué es Talent Developer?
Talent Developer es la primera agencia de coaching y colocación en empresas tanto en pasantías como en prácticas profesionales en todas las áreas de la gastronomía, la restauración y la hotelería en Francia, y más específicamente en París.

¿Existe alguna otra agencia como Talent Developer en el mundo?
Tenemos competencia en el mundo, pero no son agencias especializadas en nuestro dominio, es decir, en ayudar a que los alumnos ganen en competencias laborales. El objetivo de los otros vemos está más alineado a que el estudiante viva una experiencia laboral en el extranjero que puede o no estar relacionada con sus estudios.

¿En qué se diferencia entonces Talent Developer con el resto de la competencia?
Lo que nos diferencia a nosotros frente a la competencia es que colocamos al talento en sitios donde estamos seguras ganarán las competencias laborales que requieren para la industria en la que desean desarrollar su carrera.

No es ningún secreto que la gastronomía en Francia es referencia, pero ¿hacer una pasantía o unas prácticas profesionales es de utilidad para los extranjeros?
Sí. Tener experiencia profesional en las industrias de la gastronomía o la hotelería en Francia, gracias a que hay un nivel de excelencia particular bien conocido en el mundo, permite a los recién graduados se profesionalicen bastante, aún cuando las estancias sean de corto plazo, pues aprenden y se llevan a sus países o incluso a otros países ese savoir-faire y la industria lo aprecia; reconocen el trabajo de excelencia a la francesa.

¿Qué hace particular el trabajo que Ustedes hacen para que los candidatos sean exitosos en estas primeras experiencias laborales?
Las profesiones alrededor de la gastronomía son de pasión. Es imperativo que el joven diplomado encuentre aún más pasión por crecer en su nueva profesión, desarrolle lo más posible sus competencias y logre así vivir de su pasión. Nuestra misión es encontrar tanto la empresa como el tutor adecuado para cada aprendiz.

Es terrible que los estudiantes regresen al paso del tiempo y nos digan que dejaron la profesión porque sus experiencias fueron malas.

Estrella, ¿Cómo nace la idea de crear una agencia como Talent Developer?
Philippine y yo trabajamos juntas en Le Cordon Bleu Paris. Yo era la coordinadora del programa de Bachelor’s (Licenciatura). Fui la creadora del programa. Philippine se hacía cargo de encontrar las pasantías para los alumnos y de las relaciones con los exalumnos. La idea, en aquel entonces, fue visitar a los tutores para dar seguimiento. Para nuestra sorpresa, un tutor llenó de halagos a nuestro estudiante. Ahora bien, éste no era el mejor de la clase, sin embargo, era el más adecuado para la empresa y viceversa. El tutor no dejaba de halagar a su practicante diciendo que era el mejor que había tenido en su vida. Desafortunadamente, hacer este tipo de colocaciones no siempre es posible por distintas razones tanto escolares como de empresa en el entorno de las escuelas de hotelería y gastronomía. Sin embargo, en aquel entonces nos quedó claro que hacerlo personalizado y con un análisis caso por caso, era garantía de éxito y crecimiento para todos, especialmente, para los alumnos.

¿Deben los estudiantes tener ciertas características para conseguir puestos como practicantes o aprendices?
No. Nuestro trabajo es luchar contra los estereotipos de edad, de nacionalidad, de lo lineal. Nos gusta trabajar con la apertura de espíritu que traen los estudiantes del extranjero y afortunadamente tanto la restauración como la hotelería hoy son tremendamente versátiles y nos permiten encontrar sitios para todos los estilos.

Gastronomía, sumillería, hotelería, pero ¿qué otras carreras pueden conseguir prácticas o aprendizajes a través de Talent Developer?
Es cierto que la mayoría de nuestros estudiantes pertenecen a las carreras de gastronomía y hotelería, pero en realidad cualquier profesión que encontremos en el sector puede. Así pues, encontramos puestos para finanzas, marketing, comunicaciones, ventas, recursos humanos, y evidentemente, todos los perfiles de la hospitalidad.

¿Cómo son las prácticas que ofrecen? ¿Son remuneradas, de corta duración?
En Francia, por ley, como sabes, las prácticas profesionales son de mínimo 2 meses y máximo 6 por cada año de enseñanza. Nosotros obedecemos esta ley, no obstante, de dónde venga el estudiante.

Claro, que el consejo que damos es que la pasantía sea de 4 a 6 meses idealmente, pues para poder comprender, aprender y desarrollar las competencias necesarias, éste es el tiempo que se requiere. Por supuesto, en ocasiones los estudiantes no pueden quedarse tantos meses y se trabaja para conseguir pasantías cortas de 2 meses. No obstante, las empresas prefieren las pasantías de 6 meses porque la ley les obliga a pagar a los pasantes cuando el contrato supera los 2 meses y no les conviene un practicante por 3 meses a quien le deben pagar y que desde un inicio saben no tendrán oportunidad de enseñar y desarrollar suficiente para que evolucione y tome responsabilidades.

¿Todas las opciones que ofrecen son en el centro de París?
La mayor parte de nuestra red está en la región parisina y como estamos en el centro de la ciudad, podemos hacer las visitas y estar en contacto constante con empleados y empleadores. No obstante, Estrella trabaja constantemente para desarrollar acuerdos tanto en la región como en provincia para que haya opciones que también incluyan alojamiento gratuito para nuestros estudiantes. No es ningún secreto que París es una ciudad costosa y la remuneración de 600 Euros por mes no les alcanza para un apartamento en la ciudad.

¿De cuánto es la inversión que cada estudiante debe hacer para contratar los servicios de acompañamiento de Talent Developer?
Es muy atractivo venir a París y tener una experiencia profesional. Justo por eso trabajamos con nuestros socios para que todos puedan venir y costearlo, pues sabemos que la inversión es importante.

En lo que respecta a nuestros servicios tenemos paquetes para los estudiantes extranjeros que comienzan en los 900 Euros. Este paquete incluye una entrevista a distancia gratuita para presentar la oferta. Si el estudiante acepta, contará con nuestro acompañamiento personal durante 10 horas en persona e incluso cuentan con acceso al número de teléfono de alguien del equipo que está a su disposición en cualquier momento que lo requiera y les acompañamos antes, durante y después de su experiencia laboral con diferentes trámites, así como entrevistas de seguimiento y una entrevista de retroalimentación al final de la pasantía.

Adicionalmente, hemos creado paquetes que brindan otros servicios para quienes lo requieran. Por ejemplo, para quienes necesitan mejorar su nivel de francés, tenemos un acuerdo con la Alianza Francesa y se les ofrece un programa de dos semanas de inmersión en el idioma y la cultura. Igualmente, tenemos un paquete para quien necesita ayuda para conseguir vivienda o abrir una cuenta bancaria con nuestros socios comerciales. Es en realidad un acompañar personalmente a los estudiantes para que tengan una experiencia única y positiva esperando que cualquiera que lo desee se lo pueda permitir sin dejar de tomar en cuenta que el presupuesto para vivir actualmente en la capital francesa es de alrededor de 1500 Euros por mes. De nuevo, si esta cifra es inalcanzable, hacemos nuestro mejor esfuerzo por apoyar a los estudiantes y ayudarlos a encontrar algo que sea conveniente y realizable.

¿Cómo se puede uno poner en contacto con Ustedes?
Es muy fácil. Desarrollamos una app en https://app.talent-developer.com/. Ahí, hay que crear una cuenta y el perfil de la persona. Necesitamos conocer las coordenadas y un poco sobre el proyecto profesional, y personal del candidato. A vuelta de correo electrónico, recibirán un Iink para solicitar cita para entrevista. Nuestras agendas están compartidas en el sitio, así que es cuestión de encontrar el momento de disponibilidad que convenga al estudiante, así como el idioma en que prefiere la entrevista (francés, inglés o español -por el momento son los idiomas que podemos ofrecer). A partir de ahí, hacemos la entrevista y evaluamos si podemos o no ayudar a la persona y su proyecto. No podemos asumir que tenemos algo para todos, pero sí buscamos tener opciones para todos.

Las oficinas de Talent Developer están en 36, rue du Mont Thabor, 75001, Paris y su correo electrónico de contacto es contact@talent-developer.com

Cocina fantasma: ¿Restaurante sin sala?

No es ninguna novedad que este tema del COVID19 ha causado que todos hagamos malabar y medio para salvar nuestros negocios y puestos de trabajo. Tampoco es ningún secreto que la industria restaurantera ha tenido que prácticamente reinventarse.

Recuerdo que al principio de toda esta situación, alguien tuvo a bien invitarme a escuchar una mesa redonda de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera en México. Asimismo, asistí de manera virtual a varias charlas tanto en Estados Unidos como en Francia y en todas se discutía lo mismo. ¿Cómo podríamos abrir de nuevo los restaurantes brindando seguridad y confianza a los comensales? La realidad era que NADIE teníamos idea de cuándo ni cómo lo podríamos hacer. Lo único que sabíamos es que debía ser a la brevedad, pues miles de personas, por no decir millones dependían de esos empleos.

18 meses han pasado desde que muchos ya sea por voluntad propia, por miedo, o hasta por mandato gubernamental, nos encerramos en casa. Por ahí, recuerdo haber visto un video en las redes sociales de una niña que lloraba y lloraba porque no entendía porqué sus lugares de comida rápida predilecta estaban cerrados. Y desde entonces, nada ha vuelto a ser igual, por lo menos hasta el momento en el que me siento a escribir estas líneas. No obstante, aún hay la esperanza en algunos de que todo “volverá a la normalidad”. Incluso hay lugares en los que vemos que la gente ya comienza a reunirse como antes.

En aquel entonces, en ningún sitio se sabía qué sucedería en el ámbito restaurantero. Hubo gobiernos que dieron apoyos económicos importantísimos para poder salvar y apoyar a tantos como fuere posible. En otros sitios, fue la sociedad y ellos mismos como empresarios, cocineros y personal de sala que pusieron toda su creatividad para salir avante. Bien sabemos que las crisis son los mejores momentos para evolucionar.

Así pues, la población en general escuchó hablar por primera vez y muchos comenzaron a acercase a las cocinas fantasmas conocidas en inglés como dark kitchens para esos momentos en los que la fatiga, la falta de tiempo o el antojo nos permiten disfrutar de una rica comida sin haber pasado horas frente a los fogones. Pero ¿qué son? ¿En dónde están? ¿Son nuevas? En fin. Muchas preguntas que intentaré responder brevemente y a lo mejor, hasta nos animamos a probar alguna que no sabíamos tenemos cerca.

¿Cuándo y dónde surgen las cocinas fantasma?

Resulta ser que las cocinas fantasma no surgieron recientemente. Pero empecemos por el principio porque una cocina fantasma puede o no ser restaurante fantasma. Y una cocina fantasma puede tener producción para una sola marca o para varias y ser meramente un lugar de producción y abastecimiento.

Si nos remontamos en la historia, el servicio de entrega a domicilio data de finales del siglo XIX en Campania, Italia, cuando el rey Umberto y su reina ordenaron pizza a domicilio. No obstante, podemos asegurar que el modelo de negocio ha evolucionado de manera importante.

Avancemos rápidamente al 2015 cuando el término ghost kitchen apareció por primera vez en un artículo publicado en la ciudad de Nueva York y se hablaba de plataformas digitales como Seamless o GrubHub y los servicios que restauranteros ofrecían utilizando diferentes marcas o nombres de restaurantes que producían sus platillos en cocinas de producción en lugar de restaurantes físicos.

De las cocinas fantasma y el COVID19

Dados los cierres al público de las salas de restaurante en marzo de 2020 y que los gastos fijos continuarían, los chefs, restauranteros y demás empresarios del gremio se preguntaban si podrían salir adelante con servicios de entrega a domicilio. Así pues, muchos de ellos comenzaron a utilizar sus restaurantes como cocinas de producción. Sus comedores parecían líneas de ensamblaje de paquetes que eran entregados a repartidores o incluso parte de su personal de sala o participantes de apps como UberEats y las antes mencionadas.

La Cocina del Huiza

Alan Morales, es un joven chef con el que coincidí en una formación en medio de este desastre. Ambos buscábamos aprovechar los tiempos de pandemia y seguir aprendiendo. Nos comenzamos a seguir en redes sociales y me di cuenta que teníamos varios temas en común. Así pues, platiqué con él recientemente sobre su nuevo proyecto: La Cocina del Huiza. Dado que Alan tenía planeado abrir su restaurante a inicios de 2020 y el COVID19 vino a impedirlo, al menos por ahora y hasta nuevo aviso, él decidió emprender un proyecto distinto pero acorde a la situación con una cocina fantasma que opera desde el sitio que espera en el futuro se vuelva ese restaurante que prometía a su clientela hace ya año y medio.

Así pues, pongamos el contexto. Alan es un joven cocinero mexicano que padece Diabetes Tipo 1. Por ello, no es ningún secreto que él debe cuidarse aún más que todos nosotros de no contraer el tan temido SARS-CoV2. De tal modo que decidió mejor proponer a través de La Cocina del Huiza una cocina local, prácticamente de rancho, platillos de cocina tradicional mexicana con el toque del chef y que prometen no dejarnos en la ruina.

¿A poco no suena increíble? Si bien los restaurantes más lujosos del mundo se andan jactando de hacer conceptos de la granja a la mesa, La Cocina del Huiza no se queda nada atrás, pues Alan tiene una estrecha relación con productores, agricultores y demás proveedores que le abastecen para hacer pozole, chiles en nogada y demás delicias de temporada.

Hacer el pedido no es nada difícil, pues solamente hay que contactarlo directamente vía Instagram. Su usuario es @yosoyares. Síganlo y estén pendientes, pues es ahí en donde publica los menús y fechas en los que tendrá disponibilidad. Lo único que faltará será escribirle por mensaje directo para ver si tiene disponibilidad y si estás en el área que entregan, pues él y su equipo son quienes hacen los platillos de principio a fin y quienes realizan las entregas de manera segura y eliminando terceros proveedores que probablemente lo único que harían sería encarecer los alimentos.

Además, tengan por seguro que algo aprenderán del platillo que haya en el menú, pues Alan se esmera compartiendo el conocimiento tanto como su sazón. ¿A poco no se te antojó? Yo creo que éste, al menos, sí es un restaurante sin sala por ahora.

Una última recomendación si solicitas alimentos de una cocina fantasma: Cerciórate que cumplan con los requisitos sanitarios y de licencia necesarios para operar.

Mauviel 1830 : Trabajando con sentido desde 1830

Como mexicana, cuando alguien me habla de cobre, pienso en artesanía, en cazos, en mercados. Me recuerda a ese pueblo minero en el estado de Michoacán famoso por los purépechas que trabajan tan singularmente las piezas martilladas, cinceladas y pulidas a mano. No obstante, y con toda sinceridad, nunca me había detenido a pensar en una batería de cocina de gran lujo sino hasta que de adulta y visitando los castillos en el Valle de la Loira hace algunos veranos, me encontré un sinnúmero de marmitas, cazos y sartenes de este material marcados con fechas de fabricación que superaban el centenario, y que para mi sorpresa se encontraban en perfectas condiciones para hacer una sopa o una mermelada al instante.

No tenían la marca del fabricante, sin embargo, se les notaba el estilo de manufactura. Leyendo y visitando tiendas parisinas, así como con un poco de información de parte de mis maestros, aprendí que muchas de estas baterías de cocina provenían de un lugar similar al de Michoacán, pero que está ubicado cerca de la Abadía del Monte Saint-Michel en la región de la Baja Normandía en Francia. Así, fue que llegué a Mauviel 1830. Ahora aprendo que la diferencia elemental entre ambos lugares, es que aquí la manufactura se dio desde tiempo de las cruzadas; los artesanos aprendieron a fuerza de proveer utensilios para la guerra. Con el tiempo, las piezas se vuelven de ornato y aunque Mauviel 1830 no es la única firma de la región, sí se trata de la más importante. Actualmente ellos atienden exclusivamente a las artes culinarias, aunque la historia podría modificarse de nuevo en el futuro cercano, gracias al posicionamiento del cobre de nuevo en boga en las artes decorativas.

Mauviel 1830 se encuentra en un pequeño poblado de nombre Villedieu-les-Poêles. Es una empresa que ha pertenecido a la misma familia desde hace siete generaciones. Desde 2006 la batuta la lleva Valérie Le Guern Gilbert, quien sucedió a su padre y se esmera no solamente por ser la cabeza de una empresa de talla mundial, sino de una familia empresarial. Desde la entrada se siente el calor de hogar. También es cierto, que la gama de productos que se ofrecen al público ya no son exclusivamente de cobre, sino que se trabaja también en combinación con acero inoxidable con diferentes tipos de tratamientos, con cerámica e inclusive plata para concursos como el Bocuse D’Or en el que ha participado México en el pasado.

Resumir mi día en Mauviel 1830 me resulta difícil. Con certeza, puedo decir que encontré una empresa interesada por innovar, por hacer bien las cosas, por dejar una huella en su comunidad y porque lo que hacen a diario tenga sentido. Los jubilados de la firma, con frecuencia regresan un par de veces a la semana para seguir enseñando a sus aprendices los oficios artesanales y transmitir la experiencia que les dieron los años en la casa manufacturera.

Presentes en Asia, Europa, Australia, Medio Oriente y América, México es uno de los afortunados países en los que podemos encontrar los productos de esta firma que chefs de la talla del chef con al menos 6 estrellas Michelin en Francia, Yannick Alléno, han calificado como los mejores del mundo. Y aquí entre nos, imposible no estar de acuerdo.

Según me cuenta Valérie, Mauviel 1830 está disponible desde hace algún tiempo en las tiendas Williams-Sonoma de la República Mexicana, pues están trabajando en su presencia en el país. ¿Quién sabe y a lo mejor en el futuro esos artesanos purépechas podrían trabajar también de la mano de Mauviel 1830.

 Tejido de punto y gastronomía: Un festín para la vista

Cuando era niña, la mayor parte de los regalos que me daba mi amada abuelita era algo de crochet o tejido con dos ajugas. Ante mis ojos, ella era la mejor artesana del mundo y cuando tenía yo unos cinco o seis años de edad le pedí que me enseñara a tejer con dos agujas. El resultado fue catastrófico, ni más ni menos. Me enseñó cómo montar los puntos, pero yo los desmontaba, y ella, que hacía magia con esas agujas y podía enseñar a cualquiera a imitar sus gestos, era incapaz de replicarlo en mi, su nieta. Pantuflas, chales, bufandas, de todo… y eso que sólo estoy hablando de su trabajo con estambre. Evidentemente, mi interés hacia el desarrollo de mis habilidades artesanales quedaron olvidadas en un cajón por bastante tiempo, aún cuando siempre me han gustado las piezas hechas a mano que le calientan a uno a lo largo del invierno.

Pero, ¿qué tine que ver esto con La Gourmandista? Pues bastante, porque como podrá usted imaginarse, querido lector, mucho de lo que yo leo actualmente es sobre comida o está relacionado de algún modo con la comida, así que hace algunas semanas estaba revisando mi bandeja de entrada y el TL de mis redes sociales cuando vi algo que llamó mi atención: ¡comida en crochet!

Mi reto era lograr ponerme en contacto con el artista y conocer su trabajo; su increíble trabajo. Entre más investigaba y encontraba información sobre sus platones y charolas, más me enamoraba de su trabajo.

Trevor Smith aprendió a tejer cuando era niño. Su madre, Jean, fue quien le enseñó cuando él todavía estaba en la primaria, y aunque aún en la actualidad es un hobby, puede dedicarle hasta 40 horas a la semana tejiendo en fines de semana y después de trabajar. Un artista en toda la extensión de la palabra, pues ha sido curador de varias colecciones culturales y de arte en los más de 30 años de experiencia que tiene en el campo, pues es un profesional de las artes visuales y la escultura.

Fuera de las grandes ciudades en el sur del Estado de Victoria, en el pequeño poblado de Portland al sur de Australia, Trevor puede hacer en crochet cualquier cosa en prácticamente cualquier lugar, siempre y cuando tenga un ganchillo y una bola de lana, pues no utiliza patrones, sino que se inspira; crea. En el pasado hacía ropa y cobijas como cualquier otra persona que teje, sin embargo, en el tiempo comenzó a hacer cubreteteras; unas piezas más esculturales, aunque igualmente funcionales que un suéter o una bufanda.

Posteriormente, Trevor comenzó a trabajar en esculturas suaves, hizo trabajo con parches y confeccionó edredones (quilting), incluso hizo vestuarios. Luego, después de un descanso de 25 años, el crochet regresó a su vida y evolucionó. Comenzó entonces a trabajar en piezas mucho más artísticas e incluso en una exhibición. El pasado mes de diciembre de 2017 creó una exhibición llamada ‘Cocktail Hour’ (‘La hora del coctel’) en la galería de arte contemporáneo Michael Reid Sydney en la que era posible ver alimentos y electrodomésticos, así como artículos para el hogar estilo retro y cubreteteras de tipo ‘ama de casa’ y hasta era posible comprarlas. ¡Un verdadero deleite!

Estoy segura que en el 2018 versos más y más de este este gran narrador de historias, pues cada pieza que teje tiene una historia específica que forma parte de una historia más grande aún, y con suerte y hasta tenemos ocasión de conocernos en persona.

Todos las fotografías son cortesía del Artista y de Michel Reid Sydney.

Sophie Avernin: una mujer sin filtros

Fotografía: https://twitter.com/shorba

 Hija de restauranteros, Sophie estudió hotelería y aprendió de vinos en uno de los mejores terroirs  vinícolas del mundo: Burdeos. Descubrió el mundo del periodismo por casualidad, sin embargo, hoy encontramos sus columnas en distintas publicaciones de interés nacional e internacional.

“Para hablar de vinos y cervezas, hay que saber de ellos. Hay que hacer la diferencia entre lo bueno y lo que a ti te gusta, pues no siempre es lo mismo”. De origen francés pero criada en México, Sophie reconoce que si de algo sabe es del buen comer y beber.

Sus inicios en la industria de alimentos y bebidas podríamos remontarlos a su niñez, pero formalmente fueron después de varias ‘chambas’ en París, Inglaterra, Suiza e inclusive México. Tuvo oportunidad de trabajar con vinícolas de la talla de Romanée Conti o Veuve Clicquot, no obstante, ella prefirió, de la mano de su padre, comercializar vinos y abrirse camino con la marca Grandes Vinos de Francia.

22 años más tarde podríamos decir que lo ha vivido prácticamente todo. Recuerda aquella crisis de 1995 cuando literalmente dice haberse sentado en miles de dólares hasta esperar que se tranquilizara el mercado, pues hubo distribuidores que incluso sacaron listas de vinos en divisa extranjera.

Ahora, combina actividades. Por un lado está la comercializadora de vinos, por otro, su puesto de hamburguesas en el Mercado Independencia; también tiene por ahí su querido tinto Pau Pijoan que sobra decir, además de participar en su producción en Ensenada, Baja California, comercializa en exclusiva. Y por último, pero no menos importante sus columnas de índole gastronómica. Recuerda que “antes los únicos que hablaban de restaurantes eran los dueños de los mismos. La ética se vuelve de dudosa procedencia cuando se es juez y parte”.

En alguna época Sophie firmó sus columnas bajo un pseudónimo masculino, Renzo Miller, quien ya ha pasado a la historia. Tiene sus restaurantes preferidos y a los que por ende les perdona todo, aunque reitera que aún falta responsabilidad por parte de muchos protagonistas de la industria de alimentos y bebidas.

El tiempo apremia y la plática llega a su fin, pero Sophie no se va sin antes aconsejarnos siempre pagar las cuentas, pues “dar una opinión honesta cuando te invitan siempre resultará difícil”.

Trapiche: Vinos argentinos que valen lo que cuestan

Seleccionar una botella de vino para una reunión de amigos o para la cena de graduación de nuestros hijos sin ser experto no siempre puede resultar fácil. Sabemos que Argentina es un país con muy buen producto vinícola, pero ¿cuál escoger frente a tantas opciones que encontramos en el anaquel?

En días pasados, gracias a una cata dirigida por Oscar Rangel Zúñiga, único sommelier mexicano reconocido por la Académie Culinaire de France, tuve oportunidad de probar dos etiquetas de la bodega Trapiche que me parece resultan amigables al paladar y a la cartera.

Antes que todo, la casa Trapiche, para quienes no la conocen, es la más grande bodega exportadora de vinos argentinos. La casa se encuentra en las tierras de Mendoza al pie de la cordillera de los Andes y cuenta con instalaciones modernas y gran promoción a nivel mundial. Su oferta incluye cepas tanto autóctonas como las emblemáticas de otras regiones.

La primer copa degustada fue de un Torrontés. Esta uva es de origen español, específicamente de Galicia, pero en Argentina se ha convertido es una cepa representativa. Por su color verdoso proveniente de la clorofila de la planta, sabemos que se trata de un vino joven (2015). En boca, descubrimos intensidad media y destacan los sabores cítricos por encima de los florales y se percibe una gran mineralidad.

“El chiste de una buena armonización es realzar aromas y sabores el uno del otro”, nos hace notar Rangel. Por ende, su recomendación se inclina hacia los productos del mar como un pulpo a la gallega, por cocina thai con texturas, poco de picante y sabores especiados. Y si de cocina mexicana se trata, el sommelier se inclina por un manchamanteles no picante. El costo de esta botella ronda entre los $120 y los $150 pesos.

La segunda etiqueta presentada fue un tinto “Insignia de la Familia”, es decir, un vino de la gama Premium de la casa con uvas seleccionadas por un solo enólogo. De cosecha 2013 y uva Malbec, otra cepa emblemática de la región. Este vino de alta capa y color rubí que nos recuerda a la cereza y nos lo reitera al percibir aromas de frutos rojos y negros maduros, así como especias en un primer acercamiento.

En una segunda aproximación y solamente a nivel olfativo nos deja saber que maduró en madera nueva –roble francés- y se perciben aromas tostados y quemados, a cuero y hasta a vainilla. En boca, no hay sabores amargos. Es un vino que muestra una buena evolución y crianza, pues en el paladar su retrogusto no es molesto. Por todo esto, el sommelier nos invita a degustarlo con carne a las brasas, chile en nogada sin capear y a temperatura ambiente y hasta con una tarta de dátil con nuez. Su precio es de entre $350 y $370 pesos.

Así pues, estas dos opciones me dejaron un muy agradable sabor de boca gracias a sus sabores, sino también por su versatilidad para acompañar platillos en familia o con amigos, así como porque no es necesario desembolsar la quincena entera.

¡Salud!

¿Quién #*&$@ es Diana Miller?

Partiendo plaza, entró una alta mujer de gran porte. Me fue presentada como Diana Miller. Pero, ¿quién carambas es esta mujer?

Publirrelacionista con más de 25 años de experiencia, específicamente en la industria hotelera y gastronómica, opina que hoy los chefs son rockstars, que se ha perdido el cocinero de sentimiento y conocimiento, a pesar de los grandes talentos que las cocinas han visto en las brigadas, incluso cuando éstas eran lideradas sólo por franceses en los grandes restaurantes de los hoteles.

Originaria de Hermosillo, Sonora, Diana llegó a la Ciudad de México a principios de la década de los 90 para incursionar en las relaciones públicas de los hoteles de lujo. “En ese tiempo el tema gastronómico no era tema. Formaba parte de sociales; no existían columnas dedicadas a la gastronomía”, dice haciendo referencia al desarrollo que ha tenido la actividad periodística especializada en el ámbito culinario.

Durante su plática, nos recuerda que en aquellos años los buenos restaurantes eran principalmente los de los hoteles como Camino Real y Presidente Chapultepec. Pocos eran los restaurantes de manteles largos como el Churchill’s. La excepción a la regla era el chef Alejandro Heredia, de Hacienda de los Morales, pues además de no estar dentro de un hotel, él era de origen mexicano.

Al hablar de la oferta actual, Miller remarca que sigue habiendo muy buenos restaurantes en los hoteles. Sin embargo, opina que hay tantas opciones fuera de éstos que la oferta se ha desviado, aunado a la falta de lealtad por parte del comensal y que a la gente, en lo general, ha dejado de apreciar la buena comida.

Evidentemente, como experta que es en el ramo de las relaciones públicas, no nos podíamos despedir de Diana sin preguntar de qué manera afecta en su profesión el incremento de convocadores y socialités hablando de gastronomía en redes sociales.

“Debemos saber distinguir quién es quién. Las redes sociales son un magnífico aliado para los publirrelacionistas, pero hay que saberlo comunicar. Cualquiera puede tuitear, pero hay que saber manejar bien la red. Las relaciones públicas es una creación de historias y estrategias”, expresa la especialista.

Fotografía: http://convisionunison.blogspot.mx

es_MXSpanish