Deprecated: Optional parameter $prefix declared before required parameter $extension_name is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/mwt-unyson-extensions/mwt-unyson-extensions.php on line 86

Deprecated: Optional parameter $full declared before required parameter $zip_path is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/backups/includes/module/tasks/class--fw-ext-backups-module-tasks.php on line 985

Deprecated: Optional parameter $option_id declared before required parameter $value is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/megamenu/helpers.php on line 193

Deprecated: Optional parameter $method declared before required parameter $args is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/social/extensions/social-facebook/class-fw-extension-social-facebook.php on line 104

Deprecated: Optional parameter $method declared before required parameter $args is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/social/extensions/social-facebook/helpers.php on line 17
Fontainebleau, a las afueras de París, un imperdible como primer Castillo – La Gourmandista

Cooking in progress...

Fontainebleau, a las afueras de París, un imperdible como primer Castillo

Es cierto, este país está lleno de cultura por doquier. No importa para dónde voltee uno, sólo hace falta tener un poco de energía y curiosidad para obtener un poco más de conocimientos. Hace poco hice un recuento del , sin embargo, no me detuve a compartir la experiencia per sé; éste será el momento en el que lo haré.

Si bien hemos escuchado toda la vida sobre la majestuosidad de los castillos y las riquezas que éstos aún guardan dentro de sus habitaciones que para nosotros, habitantes del siglo XXI, parecen inverosímiles, pues no imaginamos tener tres dormitorios en nuestros aposentos, el estar en estos palacios no nada más permiten nos transportemos a esos tiempos, sino a darnos cuenta del porqué la real francesa ha dejado de existir. Así, el viernes 4 de noviembre, parte de mi celebración de cumpleaños incluyó una visita al de Fontainebleau.

Sabemos que Napoleón lo habitó, pero yo no sabía que fue continuamente habitado durante siete siglos, que tiene más de 150 habitaciones y que también sirvió de prisión para S.S. Pío VII. Majestuosa arquitectura, pinturas que dejan a uno boquiabierto y vistas realmente divinas desde sus ventanas me sirve tan sólo como la punta del iceberg que pueda acercar a quien no conozca parte de las más de 100 hectáreas que albergan el sitio que alojó a todas y cada una de las dinastías galas. Pero más allá de los datos duros que podríamos inclusive encontrar con tan sólo unos cuantos clics en Internet, he de compartir que mi sentir fue de un al pasado. Se nos dijo que nos llevaría alrededor de hora y media hacer el recorrido. Honestamente, yo habría podido quedarme “otro ratito”… únicamente con el afán de recorrer los pasillos a un ritmo más pausado, pero el tiempo apremia, y el cuerpo se va cansando. En mi lista de sitios conocidos hago una palomita, pero gustosa lo vuelvo a recorrer cuando me sea posible; seguro aprendo algo más.

es_MXSpanish