Deprecated: Optional parameter $prefix declared before required parameter $extension_name is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/mwt-unyson-extensions/mwt-unyson-extensions.php on line 86

Deprecated: Optional parameter $full declared before required parameter $zip_path is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/backups/includes/module/tasks/class--fw-ext-backups-module-tasks.php on line 985

Deprecated: Optional parameter $option_id declared before required parameter $value is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/megamenu/helpers.php on line 193

Deprecated: Optional parameter $method declared before required parameter $args is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/social/extensions/social-facebook/class-fw-extension-social-facebook.php on line 104

Deprecated: Optional parameter $method declared before required parameter $args is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/social/extensions/social-facebook/helpers.php on line 17
Viajando de puerto en puerto – La Gourmandista

Cooking in progress...

Viajando de puerto en puerto

Los siguientes días a bordo del buque no se quedaron atrás con respecto al primer par, pues llegamos a la península de Gibraltar, ese lugar en donde España deja de serlo y el Reino Unido no lo es exactamente aunque puede uno encontrar & . No cabe duda que al estar ahí y reflexionar un instante sobre la ubicación exacta del territorio, resulta fácil comprender el porqué de tanta disputa por él. Además, un imperdible, desde mi particular punto de vista era el Peñón y sus famosos habitantes originarios de Marruecos; los macacos de Gibraltar. Unos curiosos y verdaderos -con perdón del calificativo- canijos. Son curiosos, evidentemente, pero también se saben “estrellas de ” por llamarlo de alguna manera, pues están al alba para agarrarse desprevenido a algún descuidado turista y robarle algo que lleve consigo. ¡Qué bárbaros! Nunca imaginé fueran tan traviesos a pesar de las repetidas advertencias que recibe uno al llegar. Cierto es que desde aquí uno siente que podría dominar el mundo, no hay rincón que sea invisible desde este sitio.

 El día pasó demasiado rápido, pues uno quisiera quedarse en este punto del extremo sur europeo desde donde se puede ver el Estrecho de Gibraltar, el Océano Atlántico y cómo se une con el y al descender visitar el jardín botánico, a pesar de que este último dejó mucho qué desear, pues he visto otros mucho más lindos en otros lugares del planeta. Pero había que continuar la visita, y la siguiente prometía , o por lo menos eso pensaba yo.

Al día siguiente y al alba, así bien tempranito cuando apenas entraban los primeros rayos de sol por la ventana del camarote, íbamos llegando a la capital española de la fiesta: Ibiza. Esa en la que uno piensa no hay nada más que , tragos y pachanga. Y cuán equivocada estaba yo, pensé antes de abordar nuevamente el navío cuando estábamos sentados tomando aquellos tarros de cerveza que de nuevo me remontaban a casi cualquier restaurante de mi tierra durante mi infancia. Usted, querido lector, si gusta de la arquitectura y la historia, le recomiendo visitar Ibiza, pues honestamente aunque se podía notar que había grandes preparaciones para las fiestas nocturnas, hay un rinconcito en el que podemos encontrar la D'Alt Vila o “Ciudad Alta” fortificada de Evissa, la capital de la isla. Este lugar es imponente gracias a sus altísimas murallas de tiempos del Sacro Imperio Romano, cuenta con una entrada llamada el Portal de Ses Taules con todo y puente levadizo y claro, iglesias, primero la Catedral de Santa María que, como muchas iglesias católicas está ubicada sobre donde antes estaba un antiguo templo romano, aquí uno dedicado a Mercurio y luego, la de Santo Domingo que data del siglo XVI. O sea que en Ibiza, no todo es fiesta, también hubo para cultivarse un poco.

es_MXSpanish