Deprecated: Optional parameter $prefix declared before required parameter $extension_name is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/mwt-unyson-extensions/mwt-unyson-extensions.php on line 86

Deprecated: Optional parameter $full declared before required parameter $zip_path is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/backups/includes/module/tasks/class--fw-ext-backups-module-tasks.php on line 985

Deprecated: Optional parameter $option_id declared before required parameter $value is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/megamenu/helpers.php on line 193

Deprecated: Optional parameter $method declared before required parameter $args is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/social/extensions/social-facebook/class-fw-extension-social-facebook.php on line 104

Deprecated: Optional parameter $method declared before required parameter $args is implicitly treated as a required parameter in /home/lagourz/www/wp-content/plugins/unyson/framework/extensions/social/extensions/social-facebook/helpers.php on line 17
Colchones de naranja – La Gourmandista

Cooking in progress...

Colchones de naranja

Creo que al menos en mi generación todos alguna vez nos devoramos los paquetes de bizcochos tipo “brioche” como si se tratara del más delicioso de la . De hecho, no recuerdo haberlos comprado en la . Es más, no estoy segura que exista una versión específica de este pan a la venta por pieza.

Parte de la transformación que ha sufrido mi desde que emigré de mi país ha sido buscar reproducir este tipo de panadería que me recuerde a la infancia. Aún recuerdo los primeros intentos que quedaban horribles. Y si bien es cierto que casi todos he comenzado a hacerlos de manera lírica con la ayuda de algún recetario o de blogs como éste que otros comparten, también en mi formación culinaria he ido acumulando horas frente al horno panadero para mejorar la calidad de mi pequeña producción casera.

Al día de hoy prácticamente ya no compro pan a menos que se trate de algún artesano cuyo establecimiento traiga yo en la mira. Esta receta la aprendí hace unos meses y a pesar de que aún no la domino, ya ha conquistado varios corazones. Ahora es momento de que ustedes mismos lo hagan y me cuenten qué sucedió.

Antes esperaba que los bizcochos salieran de una bolsa, ya fuera recién llegada de la panadería o de la tienda de autoservicio. Hoy, la espera es más larga, pero vale la pena.

  • Báscula
  • Tazón pequeño
  • Plástico autoadherible o trapo de cocina limpio y seco
  • Rallador
  • Raspa
  • Brocha
  • Molde para pastel
  • 250 g harina de trigo
  • 4 g levadura seca activa
  • 50 g azúcar
  • 60 g
  • 1 huevo
  • 2 naranjas (la ralladura)
  • 8 g sal
  • 25 g leche
  • 100 g agua fresca ((aproximadamente))
  • 50 g mantequilla derretida (para barnizar)

Prepara la esponja:

  1. En un tazón pequeño, mezcla la levadura, un par de cucharadas de harina y dos o tres cucharadas de agua para hacer una pasta espesa. Toma de la cantidad de harina y agua para este paso de los ya pesados. Adicionalmente, a mí me gusta añadir una pizca de azúcar para que la levadura se active pronto.

  2. Cubre con un trapo seco sobre el mesón unos 15 minutos para que la levadura comience a activarse.

Prepara la masa:

  1. Este pan es de esos que aprendí a hacer a mano, así que sigo haciéndolo así, al menos por ahora. Así que en el mesón haz un volcán con el harina y añade azúcar y al centro la leche, el huevo y la esponja.

  2. Utiliza la raspa para ir agregando la harina seca al centro del volcán. Si es necesario, añade un poco del agua disponible. Es posible que ni siquiera necesites añadir el agua. Cuando la mezcla esté hidratada añade la mantequilla y sigue amasando para ir incorporando todo.

  3. Añade luego la ralladura de naranja y la sal y sigue amasando por unos 10 minutos aproximadamente.

  4. Amasa hasta obtener una masa elástica pero no pegajosa.

  5. Verifica la elasticidad. Verás que la podrás estirar casi hasta volverla transparente.

  6. Bolea en porciones de 50 gramos y deja fermentar en el molde por 2 horas en el refrigerador. No olvides cubrir con el trapo de cocina o con un poco de plástico autoadherible.

  7. Saca del refrigerador y reposa para que la masa tempere unos 30 a 45 minutos. Barniza con la mantequilla derretida.

  8. Hornea 20 minutos aproximadamente a 180°C.

  9. Desmolda y deja enfriar sobre una rejilla.

Horno precalentado a 180 °C.

Preparar este pan a mano permite ir percibiendo la humedad y elasticidad de la masa y determinar si necesita más hidratación o amasado o ya está lista.

Panadería
brioche, panadería, panadería mexicana
es_MXSpanish